Dónde comer en Asturias: Restaurante Casa Gerardo

las mejor fabada de Asturias

La mejor fabada de Asturias

¡En el norte por regla general se come bien, digamos que muy bien!

La comida es mucho más que una simple necesidad. La tradición y los ingredientes de la huerta y del mar Cantábrico hacen que tengamos en la mesa platos deliciosos que convierten a Asturias en un destino imprescindible para los amantes de la buena cocina.

Si te preguntase qué plato no puedes dejar de comer en Asturias

¿qué dirías?

Casi seguro que la fabada se te ha venido a la mente,

¿me equivoco?

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_4

En esta entrada te desvelo, aunque es un secreto a voces, uno de los restaurantes donde se comen las mejores fabas de toda la región. Pero no solo de fabada vive un asturiano, así que este manjar hay que acompañarlo con unos platos de excepción y todo eso lo encontraremos en Casa Gerardo.

¡Vamos a conocer la cocina de Casa Gerardo!

¿Vienes?

Índice

Un poco de historia

Corría el año 1882 cuando nacía la casa de comidas que hoy conocemos como Casa Gerardo. En sus inicios se trataba de un bar ubicado en la que entonces era la carretera nacional y que poco a poco se dio a conocer por su fabada. La gente hacía un alto en el camino para comer el famoso plato de cuchara asturiano, la fabada.

En aquel entonces no era lo que es hoy, aunque lo que sí está claro es que sin aquellos comienzos y sin la historia familiar que entraña el restaurante no hubiera llegado a lo que es en la actualidad y la gente no peregrinaría al pequeño pueblo de Prendes a probar sus platos.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_5

Ya son cinco generaciones de la familia Morán las que han pasado por los fogones de Casa Gerardo y cada una de ellas ha puesto su impronta en el establecimiento hostelero. Fue el bisabuelo, Demetrio el que abrió la casa de comidas, pero fue la siguiente generación la que le dio el nombre que hoy tiene. Su hija se casó con Gerardo y desde ese momento el bar pasó a ser Casa Gerardo.

Fue la tercera generación de los Morán, con Ángeles a la cabeza, la que introdujo uno de los secretos de la fabada, la faba fresca. Ella fue la que puso la fabada y el arroz con leche en el candelero y la que permaneció más de 50 años al pie de los fogones hasta que le dio el relevo a su hijo, Pedro Morán.

Hoy en día el restaurante lo regentan Pedro y Marcos Morán, padre e hijo de esta saga familiar. Ellos son los que mantienen la tradición y al mismo tiempo le dan un toque de innovación y una técnica depurada en la preparación.

Todo esto no solo es reconocido por los clientes que acuden a disfrutar de la comida en el restaurante, sino que también llega a través de galardones. Fueron de los primeros en recibir una estrella Michellin en el panorama asturiano y a esto se le suman los soles Repsol.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_21
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_13

El local ha sufrido trasformaciones, al igual que lo han hecho sus platos. No es el mismo que visitaba mi abuelo cuando iba a comer las fabas a Prendes, ni el que años más tarde le sirvió a mi madre para celebrar sus triunfos académicos. En Casa Morán se respira tradición e historia y en muchas familias asturianas también han comido varias generaciones sus afamadas fabas.

Y tú, ¿las has probado?

Ahora que ya conocemos un poco más de cómo han llegado a lo que son hoy en día, vamos a degustar alguno de sus platos.

El local y su ubicación

Casa Gerardo se ubica en Prendes, un pueblo muy próximo Candás, en la antigua carretera que unía Gijón y Avilés, es decir, la carretera AS-19.

Para llegar hasta allí es imprescindible el coche, algo que está un poco reñido con el maridaje de los platos que tomarás en Casa Gerardo, porque ya se sabe que la fabada con agua no es lo mismo.

Desde Gijón tardarás apenas unos 20 minutos, mientras que si lo haces desde Oviedo será una media hora. En todo momento está bien señalizado y, ayudándote de google maps, no tendrás ninguna dificultad para llegar.

Allí disponen de un pequeño aparcamiento en la parte delantera de la casa para poder dejar el coche.

El Menú: Nuestra experiencia

Una vez que te sientas a la mesa de Casa Gerardo tienes dos opciones, o comer de carta o atreverte con uno de sus menús degustación.

Si eliges la primera opción te recomiendo que no dejes de probar la fabada y el arroz con leche, dos de sus platos estrella que nunca faltan en sus menús. Los precios de la carta rondan los 20 /25 € los entrantes y los 30/40 € los platos principales y siendo 10/11 € los postres (tarifas 2023).

Por otro lado, si lo que quieres es dejarte guiar por sus platos más icónicos te recomiendo que te decantes por un menú degustación. Cuenta con dos opciones. Si empezamos por la clásica, “Menú clásico”, esta se compone de un entrante, un pescado, un plato de fabada y arroz con leche de postre.

Otra alternativa es que pruebes su “Menú 1882”. Este es un homenaje a su historia en el que podrás recorrer su cocina a ojos cerrados a través de los platos que dependerán de la temporada y la disponibilidad de la materia prima con la que trabajan diariamente. Si eliges esta opción te dejaras sorprender por el chef y no sabrás que degustarás hasta el mismo momento en el que te sientes a la mesa. Eso sí, la fabada y el arroz con leche están asegurados.

Todo esto te lo cuento porque serán las alternativas que encontrarás en Casa Gerardo siempre y cuando no cambie la carta. En nuestro caso fue algo diferente, pudimos probar un menú especial elaborado para la ocasión. Si bien es cierto que no podrás encontrarlo tal cual, hay muchos de los platos que probamos que se encuentran en su carta así que te lo muestro todo para que lo veas de primera mano y se te haga la boca agua desde este momento.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_20
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_19

Empezamos con unos aperitivos que te detallaré en orden de preferencias, desde el que más me ha gustado al que menos. Eso sí, esto no lo tomes como una guía puesto que los gustos son particulares de cada persona y con esto solo quiero mostrarte los bocados que podrás disfrutar en el restaurante.

Comenzamos con un pastel de pescado y tártara, seguido de foie, sidra y limón, bocadillo crujiente de quesos y una ensaladilla rabiosa. Todo ello acompañado de mantequilla casera para untar en pan.

Aquí puedes ver los mini bocados. Todos ellos se sirven emplatados de forma diferente y resultan una explosión de sabores en la boca.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_6
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_18
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_17
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_3

Entre los platos principales nos sirvieron unas verduras de temporada que consistían en unos tallos de judías con un caldo. Puede resultar un plato que no dice mucho o que incluso no resulte muy apetitoso, pero te aseguro que el frescor de la judía combinada con el jugo lo hacían un plato realmente delicioso.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_15
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_16

Continuamos con el pescado: merluza con su caldo blanco, manzana y patata. No siendo muy yo de merluza… ¡menudo manjar!

Este fue un claro ejemplo de la disponibilidad del mercado del día ya que hasta el momento de llegar al restaurante no sabíamos qué pescado íbamos a degustar.

En el campo de la carne probamos el rollo de gochu asturcelta que tienen disponible normalmente en carta. Puedo decirte que todos los platos estaban muy ricos, pero el que menos me gustó fue este último.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_12
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_14
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_11
1Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_1

Para finalizar con los principales llegó la tan afamada fabada. Después del resto de platos se puede pensar que la ración va a ser escasa, pero, todo lo contrario. Como ellos mismos mencionaron las raciones tienen que ser considerables y un buen plato de fabas tiene que ser eso, un plato en toda su esencia.

El compango te lo sirven aparte para que tú lo trocees y lo comas como gustes. Además, siendo la fabada un plato fuerte, en ningún momento se nota grasa, la faba no está rota, pero a la vez está suelta y tiene la consistencia perfecta. Sin duda la fama que les precede tiene su razón de ser.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_9
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_10
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_2

En el campo dulce nos sorprendieron con dos postres. Por un lado, su clásico arroz con leche que sirven requemado y con una textura tirando a mousse en la que no se nota tanto el grano como en otros arroces con leche que puedes comer en Asturias. Y por otro, una tarta de avellana y limón súper ligera que puso el punto y final a una gran comida.

Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_7
Mapa_y_Pincel_Asturias_Casa_Gerardo_8

Conclusión

Una vez repasado el menú que hemos podido probar, te diré que al menos una vez en la vida hay que ir a probar la fabada de Prendes y ya de estar allí dejarse sorprender por los platos de los chefs Pedro y Marcos Morán, porque la experiencia merece la pena.

Si miras la carta, igual los precios pueden resultar algo elevados si se comparan con otros restaurantes, pero una ocasión especial puede ser un buen momento para acercarse hasta Prendes. El producto, la elaboración y el trato recibido en Casa Gerardo ha sido de diez por eso desde aquí no podemos más que recomendártelo.

Además, una vez finalizado el homenaje gastronómico, si quieres un plan diferente para bajar la comida te animo a que visites el pueblo pesquero de Candás y des un paseo. Aquí tienes información para ello.

Y hasta aquí nuestra pequeña crónica, contada de primera mano, de lo que vivimos en una experiencia Michelin en Casa Gerardo.

Espero que te haya gustado y si tú también lo has visitado confío en que nos cuentes qué fue lo que más te gustó a ti o, si todavía no has ido, si tienes pensado acudir próximamente.

¡Te leo en comentarios!

 

Entrada no patrocinada. Fotografías, dibujos y textos propiedad de Mapa y Pincel. Todos los derechos reservados.

Si las entradas de este blog te han servido de ayuda para organizar tu viaje, una manera de agradecérnoslo es reservando a través de nuestros enlaces (alojamientos con Booking, excursiones y visitas con Civitatis y seguro de viaje con un 5% de descuento en Iati). Estos los encontraréis en la parte de debajo de cualquier entrada y en las diferentes publicaciones.

A ti no te supone ningún incremento en el precio de tu reserva y a nosotros nos ayudáis a seguir manteniendo la web y creando contenido gratuito como este.

¡Gracias!

Si las entradas de este blog te han servido de ayuda para organizar tu viaje, una manera de agradecérnoslo es reservando a través de nuestros enlaces (alojamientos con Booking, excursiones y visitas con Civitatis y seguro de viaje con un 5% de descuento en Iati). Estos los encontraréis en la parte de debajo de cualquier entrada y en las diferentes publicaciones.

A ti no te supone ningún incremento en el precio de tu reserva y a nosotros nos ayudáis a seguir manteniendo la web y creando contenido gratuito como este.

¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *